29 nov. 2016

Retos y alternativas para la preservación a largo plazo de información digital en bibliotecas

El presente trabajo describe los problemas fundamentales a los que se enfrentan las bibliotecas en cuanto a la preservación a largo plazo de la información digital, dejando en evidencia la necesidad de tomar acciones para proteger el patrimonio digital de las amenazas a las que está expuesto. 
Se realiza una síntesis de las soluciones tecnológicas más importantes, las cuales constituyen puntos de referencia en cuanto a lo que se está realizando en el campo de los sistemas de preservación digital. Se valora de forma general el estado actual de la preservación digital a largo plazo en bibliotecas y las alternativas de software más importantes. 
Retos y alternativas para la preservación a largo plazo de información digital en bibliotecas
Desde sus orígenes 4000 o 5000 años atrás, las bibliotecas han tenido un rol fundamental en la sociedad. Desde un inicio marcado por el énfasis en coleccionar, organizar y preservar documentos contables y administrativos en los antiguos territorios mesopotámicos, hasta convertirse en un instrumento auxiliar de la enseñanza y la investigación (Linares, 2004). Las bibliotecas pasaron de ser meros depósitos de documentos a organizaciones que facilitan la gestión de la información y el conocimiento. Preservar la información y el conocimiento a través del tiempo y el espacio, ha sido una preocupación en mayor o menor medida de acuerdo a la época y el contexto. La escritura como modo de representar la información más comúnmente usado, ha adoptado diversos soportes desde la antigüedad hasta la época actual, teniéndose tabletas de arcilla, papiro, pergamino, papel y con mayor proporción hoy, documentos digitales. El papel ha sido el soporte físico de los fondos y servicios de una biblioteca tradicional. De esta variante en papel compuesta por libros, revistas, catálogos, boletines informativos, etc., ha evolucionado en pocos años hacia la biblioteca electró- nica, en la que los fondos tienen presencia física de los documentos, pero los servicios se automatizan paulatinamente. En un espacio de tiempo aún más corto, asistimos a una nueva realidad; las bibliotecas usan ya la tecnología disponible y los servicios en red, por lo que, no sólo los servicios, sino la misma información se crea, se procesa y se difunde en forma electrónica, a través de las redes de transmisión de datos (Pérez, Lara, & Naranjo, 2004). El desarrollo y uso masivo de los medios y tecnologías digitales de procesamiento, transmisión y almacenamiento han traído consigo la disponibilidad de una considerable cantidad de información, debido a una mayor eficacia en los procesos de creación, organización y difusión de la información. En el entorno digital, donde la información se registra, almacena y difunde de forma diferente a lo tradicional, el acceso y la preservación plantean nuevos retos para las bibliotecas. A pesar de las ventajas que ofrece el entorno digital, a la vez impone serias amenazas en cuanto a la preservación de documentos digitales a largo plazo. No solo están presentes las amenazas asociadas a la degradación de los medios de almacenamiento digitales como el CD-ROM o discos duros, el borrado accidental de la información por parte de usuarios y operadores, o accesos no autorizados con el fin de borrar o alterar la información; también hay que tener en cuenta el ciclo cada vez más rápido de obsolescencia de los equipos de informática (hardware), del software y de los formatos.

Tomado de: Castro, E. C. "Retos y alternativas para la preservación a largo plazo de información digital en bibliotecas." Bibliotecas. Anales de Investigación vol. 0, n. 10 (2015). pp. 191-196. 


Publicar un comentario en la entrada