31 mar. 2016

Libros autopublicados sin ISBN: el lado invisible de los estudios de mercado


Libros_autopublicados_sin_ISBN: el_lado_invisible_de_los_estudios_de_mercado
Mercado de libros autopublicados Author Earings

Autopublicación -”Self-Publishing” – es la publicación de cualquier libro o cualquier otro medio por parte del autor de la obra, sin la intervención de un tercero establecido o editor. El autor es responsable del control de todo el proceso, incluyendo el diseño (cubierta / interior), formatos, precio, distribución, marketing y relaciones públicas. Los autores pueden hacerlo todo ellos mismos o subcontratar la totalidad o parte del proceso en empresas que ofrecen estos servicios -usualmente concebido como paquetes de publicación incluyendo la edición, comercialización, y diseño -y subcontratar todo o parte del proceso a estas empresas. Incluso todas las grandes empresas del mundo de la edición disponen de un modelo de de negocio dedicado a la autopublicación (Amazon Kindle Direct Publishing, iBooks Author de Aplle, PubIt de Barnes & Noble). Un estudio de los datos sobre este fenómeno en Estados Unidos llevado a cabo por Bowker revela que el número de títulos autopublicados en 2013 aumentó hasta los 458.564; es decir un 17 por ciento más respecto de 2012,y un 437 por ciento más que en 2008. Por lo que se evidencia que la autopublicación sigue creciendo, aunque el ritmo parece estar normalizándose después de varios años de crecimiento exponencial. Lo que demuestra que la autopublicación está empezando a madurar, si bien sigue siendo una fuerza a tener en cuenta y en perpetua evolución. El análisis de Bowker se basa en registros ISBN en los EE.UU. La gran mayoría de los libros en todos los formatos tienen un ISBN, que además de la ventaja obvia de garantizar la identificación inequívoca y clara, los registros ISBN – va acompañados de metadatos de las editoriales (ONIX) – y revelan las tendencias del mercado y la identificación de penetraciones en áreas emergentes. Los libros electrónicos autopublicados representaron el 40 por ciento de los ISBN que se asignaron en 2012, frente a sólo el 11 por ciento en 2007. Smashwords (Smashwords 2013) realizó un estudio en 2013 para analizar los datos de ventas de libros autoeditados y también dio a conocer algunos resultados clave en un esfuerzo para ayudar a los autores y editores a vender más libros electrónicos. La naturaleza de la autopublicación, impulsada por la explosión de nuevos proveedores de servicios tanto de distribuidores grandes como pequeños de libros electrónicos ha hecho que más títulos que nunca estén disponibles a través de impresión bajo demanda (POD), y una cantidad cada vez mayor de autores autoeditados realicen sus propias impresiones, lo que hace que sea casi imposible rastrear minuciosamente cada venta del libro, a menos que todo el mundo esté siguiendo las mismas reglas a lo largo del camino de la publicación. También hay que señalar que algunas de las cifras que figuran en el informe de Bowker se obtuvieron directamente de los proveedores de servicios (Smashwords y Lulu). Las cifras Bowker no incluyen títulos publicados sin ISBN registrado (por ejemplo, libros de Amazon Kindle o publicados por un autor de autopublicación local que utiliza la venta directa), que se calcula que es aproximadamente la mitad de los publicados de Kindle Direct Publishing. Los principales actores en el sistema de autopublicación son: Author Solutions (47,094 títulos publicados, ahora propiedad de Penguin), Smashwords (40,608) y Lulu (38,005). El informe no menciona a Blurb, que afirma que en los últimos 18 meses 575,000 autores habían utilizado sus servicios de autopublicación. En España varias empresas como Cream Ebooks están desarrollando interesantes plataformas de autopublicación y sin duda será una tendencia que ira cobrando fuerza entre los autores a medida que estas plataformas y las herramientas se vayan consolidando. Además esta empresa tiene un interesante sistema de promoción que es el pago social, es decir el libro se descarga gratis, o con un importante descuento a cambio de promocionar la obra en redes sociales. Las bibliotecas han empezado a reconocer este hecho y están empezando a hacer cambios en sus procedimientos de compra y presupuestos, para disponer de más libros electrónicos autopublicados para reflejar de manera más extensa esta realidad y atender mejor las necesidades del público lector. Los autores que deciden publicar sin la mediación de una editorial están produciendo libros relevantes que vale la pena leer, libros que tienen un importante impacto en nuestra cultura, en los individuos, y en las editoriales. Muchos de los libros que se publican por este sistema carecen de número normalizado de identificación internacional (ISBN), esto hace difícil poder disponer de cifras exactas de ventas de este sector editorial, que algunos calculan que es incluso superior en número al de la edición convencional. Se estima que durante 2014 en torno al 30% de los libros vendidos en Estados unidos carecían de número ISBN, lo que les hace que muchos de estos títulos sean casi invisibles a la hora de tenerlos en cuenta en los estudios de mercado, y consecuentemente hace muy difícil hacerse una idea certera de las nuevas tendencias y géneros. El ISBN es una herramienta de la industria editorial, utilizada por los minoristas, distribuidores y editores, que añade poco o nada a la experiencia del usuario del libro electrónico que compra a través de plataformas. En el caso de España, la privatización del sistema de asignación de números ISBN tienen un coste de alrededor de 45 euros por cada ISBN, que además se incrementa en función de los formatos, ya que a cada uno de los mismos se le asigna un ISBN distinto (ePUB, PDF, Mobi… ), este coste recae sobre el editor en el caso de la edición convencional, y sobre el autor en el caso de autopublicación, de manera que muchos de los autores que se auto publican evitan asignar este número que no les aporta ningún beneficio directo, y por el contrario tienen un importante coste económico para ellos. Además es difícil estimar la cuantía de libros autoeditados por empresas como Amazon, probablemente la compañía con un mayor número de autores de autopublicación a través del programa KDP (Kindle Direct Publishing, ya que entre  los términos del contrato que aceptan los autores, se prohibe a  estos hablar de sus ventas y si revelan esta información se les suspenden sus cuentas. 

Publicar un comentario en la entrada