27 feb. 2015

Colecciones fotográficas en las bibliotecas digitales: problemáticas


Las colecciones y fondos fotográficos se hayan dispersos en archivos, bibliotecas y centros de documentación de instituciones públicas y privadas. Su consideración de material especial por los profesionales de la archivística, la biblioteconomía y la documentación, los ha relegado a un segundo plano frente a los libros, los manuscritos y otros documentos textuales. La indefinición al respecto se mantuvo hasta finales del siglo pasado y solo con el cambio digital se desarrollaron los primeros proyectos para el tratamiento y difusión de la fotografía en las bibliotecas, al igual que en el resto de instituciones. Se abrían nuevas vías para el tratamiento y difusión de la fotografía en la web, e incluso parecía posible que los diversos tipos de documentos estuvieran en un mismo plano, independientemente del centro donde se conservaran. Sin embargo, las actuaciones no están siendo las esperadas y por tanto son cuestionables. Evidentemente ello se debe a problemáticas que deben ser estudiadas y contra las que cabe tomar medidas para superar la situación mantenida durante tanto tiempo. Las investigaciones sobre colecciones y fondos fotográficos abordan generalmente la tipología de los documentos y su gestión, pero siempre que previamente se hayan hecho visibles. La visibilidad es, por consiguiente, uno de los elementos clave, a nuestro juicio el punto de partida, de ahí el interés de proyectos como dfoto de la Universidad Politécnica de Valencia, o Infoco de la Facultad de Documentación de la Universidad Complutense, cuyo primer objetivo es sacar a la luz los originales conservados en instituciones públicas y privadas, y entre ellas las bibliotecas. Es asimismo importante la consideración de patrimonio, más allá del contenido de la imagen; es decir, por la valoración de su antigüedad, autoría o soporte. Solo las grandes instituciones públicas que cuentan con departamentos específicos para la conservación de la fotografía y materiales audiovisuales, prestan adecuada atención a estos fondos y colecciones. Es el caso de la Biblioteca Nacional de España o de la Biblioteca Nacional de Cataluña, cuyo trabajo es reconocido por los investigadores. No se trata solo de conocer los fondos sino de ponerlos a disposición de los usuarios, de forma que pueda accederse a cada documento. Es cierto que las actuaciones requieren de recursos humanos y técnicos, pero si durante tiempo la excusa ha sido la falta de recursos técnicos, ahora que se ha superado al disponer de programas informáticos y de profesionales formados, la fotografía debería estar mucho más visible y obviamente tratada para su presentación a los investigadores.
Objetivos y Metodología
Es objeto de este trabajo conocer las problemáticas relacionadas con las colecciones fotográficas en las bibliotecas digitales. El objetivo general es estudiar las características en cada biblioteca, con el fin de analizarlas para establecer los resultados de acuerdo a los temas comunes. La comparación entre cada unidad de gestión se considera fundamental para proponer actuaciones y responder a los problemas. Como objetivos específicos se contemplan los siguientes:
1.     Conocer los procedimientos para la localización de las colecciones en cada biblioteca.
2.     Comprobar la visibilidad y el sistema de acceso a través de la web a las colecciones fotográficas digitales.
3.     Comprobar la información sobre cada fondo y colección (volumen, temática, periodo que comprende, etc.)
4.     Conocer los métodos de búsqueda en cada caso.
5.     Comprobar qué tipo de datos se indica en la ficha Catalográfica de cada imagen.
6.     Posibilidades de captura e impresión.
7.     Conocer el tipo de interfaz y las bases de datos empleadas.
8.     Observar las políticas de gestión de los fondos fotográficos.
9.    Comparar los resultados obtenidos en cada biblioteca para advertir las carencias globales y plantear posibles soluciones.
La metodología seguida se basa en el análisis de los contenidos presentados en la web de cada biblioteca. En primer lugar se ha realizado la selección de siete bibliotecas atendiendo a su titularidad y dependencia, comprobando que existen colecciones fotográficas en las mismas. Se ha estudiado la tipología de los fondos y colecciones, y se ha comprobado la información ofrecida respecto a las mismas, valorando la documentación global y la referida a cada documento. Se ha elaborado un esquema con los temas de interés para su comprobación en cada caso: presentación de los fondos, bases de datos, sistemas de búsqueda, características técnicas, forma y tiempo de respuesta, servicios, modelos de reproducción de documentos, etc. Asimismo se ha diseñado un cuestionario para los centros que se adjunta como anexo y los resultados finales se presentan con una tabla comparativa para la obtención de resultados.
Planteamiento
Las bibliotecas digitales cuentan con colecciones fotográficas cuyo tratamiento y difusión es muy dispar. Para conocer los procesos de trabajo y los diferentes intereses de los centros en relación con estos materiales, se plantean en principio una serie de cuestiones que sirven de base para un posterior estudio en profundidad. Las cuestiones planteadas a las que se ha buscado respuesta son las siguientes:
1. Indicación en la web de los fondos y colecciones existentes
Se ha comprobado si en la página web de la biblioteca o en la de la institución de la que depende se indican los fondos que se conservan, detallando cada una de las colecciones o fondos para facilitar el acceso.
2. Información específica sobre los fondos y colecciones 
Se ha comprobado si se incluye información de cada fondo y colección, detallando sus contenidos en cantidad y temática; tratando otros aspectos generales de interés como la calidad, técnicas, etcétera.
3. Presentación de los fondos y colecciones 
Se ha comprobado si se detalla la presentación de fondos y colecciones: entrada específica, campos de contenidos, ilustraciones complementarias, informaciones añadidas, etcétera.
4. Sistema de búsqueda Método de búsqueda. 
Indicación de cada modelo (sencillo, avanzado, mixto, etcétera).
5. Método de consulta Se pretende conocer si son visibles todas las imágenes que se indican en la web, así como la interfaz y bases de datos empleadas.
6. Respuestas a la búsqueda 
Se indica si esta es inmediata y si hay ruido. Se valora si la respuesta es un documento o un conjunto de documentos, y la cantidad de información aportada.
7. Documentación de los originales 
Se valora en este caso si las fotografías están documentadas, si la información que contienen es completa o parcial, y el tipo de datos que se ofrecen.

Tomado del capítulo tres del libro, El contenido y el soporte en los documentos en el ambiente digital, de los autores, Juan Miguel Sánchez Vigil y  María Olivera Zaldua, de la  Universidad Complutense de Madrid.
http://infotec.com.mx/work/models/infotec/Resource/6160/1/images/El_contenido_y_el%20soporte_comch.pdf#page=36


Publicar un comentario en la entrada