17 oct. 2013

El Principio de Acceso: El acceso abierto a la investigación académica

Vivimos en un momento histórico en el cual los sistemas de edición están transfiriéndose de los formatos impresos a los digitales lo que posibilita un cambio hacia modelos de edición en acceso abierto que desafían a los métodos tradicionales de edición comercial y editorial académica.
En The Access Principle, John Willinsky argumenta que el acceso abierto a la investigación tiene el potencial de cambiar la presencia pública de la ciencia y la erudición y documental. Willinsky sostiene que el compromiso con el valor y la calidad de la investigación lleva consigo la responsabilidad de ampliar la difusión e impacto de los resultados de investigación en la medida de lo posible en beneficio de todos los que estén implicados en el proceso.
Para Willinsky de acceso abierto es multifacético. Se inspira en el espíritu de la ley de copyright, de la misión de las entidades académicas, la promesa de intercambio de conocimientos globales, el derecho del público a saber, la posibilidad de mejorar la lectura y la indexación, la eficiencia económica y sobre todo en la mejora de los sistemas de edición y comunicación. A su vez el autor insiste al explicar que ‘acceso abierto ‘no significa ‘libre acceso ‘, ya que los artículos en acceso abierto no se pueden leer sin una inversión importante en hardware, software y redes. El movimiento de acceso abierto no funciona en la negación de las realidades económicas, dice, sino que simplemente actúa en una tradición académica que siempre se ha preocupado por ampliar la circulación del conocimiento.
Según su exposición la investigación se ha transformado en un bien capitalizado y un motor económico. La concentración de la publicación corporativa resultante, con su implacable enfoque en la capitalización de conocimiento y el valor que genera, ha permitido que los precios de las publicaciones seriadas aumenten muy por encima de las tasas de inflación. Las bibliotecas universitarias no pueden mantener este ritmo, e incluso las instituciones de investigación de nivel 1 están cancelando suscripciones a revistas costosas.
Los recursos académicos en línea están disponibles en una variedad de formas, sin embargo, es el artículo de investigación, en particular, “que está en el centro de la lucha” dice Willinsky, la edición en línea va a posibilitar que se comience a revertir la situación actual caracterizada por la disminución del acceso a la investigación frente a una comunidad académica mundial en expansión.
Willinsky argumenta que las instituciones académicas deben preguntarse a sí mismos si van a utilizar este nuevo medio de publicación, ya parte integrante del proceso de comunicación académica, para ampliar y promover la circulación y el intercambio de conocimientos. Las instituciones deben tener en cuenta los principios de acceso y disponibilidad de la publicación de acceso abierto a corto y el largo plazo. Deben considerar la cooperación con las bibliotecas de investigación de cara a una más y mejor interacción con lo que conlleva un interés común para todos los elementos implicados en el proceso.

Publicar un comentario en la entrada