19 sept. 2013

Libros electrónicos, tabletas y alfabetización informacional

La lectura digital requiere nuevas competencias, las propias de un sistema intermediado tecnológicamente en el que los dispositivos de lectura y las formas de esta exigen comportamientos y actitudes de los usuarios que es preciso conocer y trabajar por parte de quien atendemos tan importante tarea.
En este contexto existe una necesidad de intervención de la biblioteca en la formación de los usuarios tanto en el uso de tecnologías de la información de carácter general como de dispositivos y aplicaciones de lectura con carácter particular, ilustrando al usuario sobre sus posibilidades recreativas y educativas de la misma. Por ello es fundamental la tarea alfabetizadora, mediante la organización de actividades demostrativas del uso de dispositivos, aplicaciones y eficiencia en la búsqueda de información. El binomio trinomio, formación-dinamización-servicios se articula como el eje en torno al cual pivota la acción de la biblioteca para un uso óptimo de sus colecciones y un aprovechamiento gratificante y comprometido por parte de sus usuarios.
La socialización de la experiencia de lectura conlleva un componente tecnológico que no ha de representar una barrera, sino una oportunidad para la creación de nuevos horizontes en los usuarios, acordes con la filosofía 2.0, en el cual la biblioteca es la garante de que la brecha digital implícita se transforme en saber asimilado, compartido y disfrutado. Por ello como profesionales comprometidos con nuestra tarea debemos ser punta de lanza y conocer las posibilidades de este nuevo ecosistema para poder transmitirlas entre nuestros usuarios.
Si tomamos como referencia lo que esta aconteciendo en Estados Unidos con los datos del informe de “Library Journal” 9 de cada 10 bibliotecas públicas estadounidenses ofrecen libros electrónicos a sus usuarios, y la circulación de libros electrónicos en las bibliotecas públicas estadounidenses se duplicó de 2010 a 2011 y se cuadruplicó de 2011 a 2012 con 72 millones de préstamos de libros electrónicos en EE.UU, lo que pone de manifiesto un futuro eminentemente digital en el que es prioritaria la intervención formadora del bibliotecario.
Actualmente muchas bibliotecas de Estados Unidos han sustituido el mostrador de referencia por bibliotecarios de referencia itinerantes equipados con un dispositivo móvil, que atienden al usuario en sus necesidades “in situ” flexibilizando de esta manera las tareas de instrucción. Así los servicios de referencia son cada vez más móviles gracias a las tecnologías que permiten a los bibliotecarios ampliar los puntos de servicio y oportunidades de difusión. La capacidad multifuncional de las tabletas hace que sean una herramienta ideal para los servicios de referencia. El dispositivo es a la vez un catálogo móvil, un navegador Web con todas las funciones, una calculadora, un lector de libros electrónicos, una herramienta de dictado, un lector de codigos QR, un reproductor de música, y mucho más. Las tabletas son utilizados principalmente como una forma itinerante de referencia por los bibliotecarios de referencia. En los usuarios se da la impresión de que el bibliotecario es técnicamente más accesible;  ya que los bibliotecarios con tabletas pueden acceder a la información sin forzar al estudiante a localizar y acceder a un ordenador de sobremesa. Además los bibliotecarios también dicen sentirse más cómodos y perciben que el usuario  también, lo que proporciona un servicio más eficiente.
Ver:
Cordón-García, J. A., J. Alonso-Arévalo, et al. “Nuevas herramientas digitales y participación de los usuarios: el papel de las bibliotecas en la dinamización de los contenidos.” Mi Biblioteca vol. 9, n. 32 (2013).  pp. 72-75.
Julian, S. “Reinventing classroom space to re-energise information literacy instruction.” Journal of Information Literacy vol. 7, n. 1 (2013).  pp. 69-82.
Lotts, Megan ; Graves, Stephanie Using the iPad for reference services: Librarians go mobile News ACRL, 72 (4), 217-220 (2011)
Library Journal. Ebook Usage in U.S. Public Libraries. LJ/School LibraryJournal, 2012.

Fuente: http://www.universoabierto.com/11066/libros-electronicos-y-alfabetizacion-informacional/
Publicar un comentario en la entrada