29 may. 2013

Algunas Consideraciones Sobre el Origen del Ebook



En este amplio mundo del conocimiento me he encontrado el tema de la historia del ebook del libro que escribió Marie Lebert y  traducido por Anna Álvarez, y me pareció interesante por esa razón quiero compartir en forma resumida algunos aspectos sobresalientes del mismo con todos mis lectores. El libro ha cambiado mucho desde 1971. El libro impreso tiene cinco siglos y medio de edad. El libro digital casi tiene 40. Nace con el Proyecto Gutenberg, creado en julio de 1971 por Michael Hart con el fin de distribuir gratuitamente las obras del dominio público por vía electrónica. Pero habrá que esperar hasta el advenimiento de la web y del primer navegador para que el Proyecto Gutenberg encuentre su velocidad de crucero. Señal de los tiempos que corren, en noviembre del año 2000, la British Library pone en línea la versión digital de la Biblia de Gutenberg, el primer libro impreso. Aquella Biblia – datada de 1454 o 1455 –, fue impresa por Gutenberg en 180 ejemplares en su taller de Maguncia, en Alemania. 48 ejemplares existirían aún, aunque algunos incompletos. Tres de esos ejemplares – dos completos y uno parcial – están en la British Library. Miles de obras del dominio público están en libre acceso en la web. La mayoría de los libreros y editores tienen su propia página web. Algunos de ellos nacen directamente en línea, y realizan la totalidad de sus transacciones a través de la red. Se van multiplicando los libros y las revistas que sólo están disponibles en versión digital, evitando así los gastos que implica una publicación impresa. Hoy en día uno puede leer un libro en su ordenador, su asistente personal (PDA), su teléfono, su Smartphone o cualquier aparato de lectura especializado. El internet ha llegado a ser imprescindible para documentarse, comunicar, acceder a documentos y extender los conocimientos. La web se ha convertido en una gigantesca enciclopedia, una enorme biblioteca, una inmensa librería y un medio de comunicación completo. Gracias al internet, la información ha pasado de un estado estático en los libros impresos a una gran fluidez, y ofrece la posibilidad de una actualización constante. Ya no necesitamos correr desesperadamente tras la información que nos hace falta. La información que nos hace falta ya está a nuestro alcance, incluso para aquellos que estudian por correspondencia, que viven en pleno campo, que trabajan a domicilio o que están confinados a la cama.

1971: El Proyecto Gutenberg es la primera biblioteca digital. Fundado por Michael Hart en julio de 1971 cuando estudiaba en la Universidad de Illinois (Estados Unidos), el Proyecto Gutenberg se propone difundir gratuitamente por vía electrónica el mayor número posible de obras literarias. Michael escribió: "Consideramos el texto electrónico como un nuevo medio de comunicación, sin verdadera relación con el papel. La única semejanza es que distribuimos las mismas obras, pero en cuanto la gente se haya acostumbrado, no veo cómo el papel aún podría competir con el texto electrónico, sobre todo en las escuelas." Al generalizarse el uso de la web en los años 90, el Proyecto Gutenberg cobra nueva vida y alcanza una difusión internacional. A lo largo de los años, miles de voluntarios fueron digitalizando con paciencia cientos de obras en modo texto. Primero las colecciones eran esencialmente anglófonas, pero con el tiempo se fueron haciendo multilingües, con sitios web ubicados en varios países (Estados Unidos, Canadá, Europa y Australia) sin contar los que quedan por crear.

1990: La web impulsa el desarrollo del internet. A Vinton Cerf se le suele llamar "el padre del internet" porque fue él quien creó en 1974 (con Bob Kahn) el protocolo TCP/IP (transmission control protocol/internet protocol) para los intercambios de datos. El internet se desarrolla a partir de 1983. Tim Berners-Lee, en aquella época investigador en el CERN (Organización europea para la investigación nuclear, Ginebra, Suiza) concibió la web en 1989-90. En 1989, Tim pone en la red documentos que utilizan el hipertexto. En 1990, elabora el primer servidor HTTP (hypertext transfert protocol) y el primer navegador web. En 1991, la web ya está operativa y transforma radicalmente el uso del internet. La web despega en noviembre de 1993 gracias a Mosaic, el primer navegador destinado al público en general. Quince años después de la creación de la web, la revista Wired (California) observa en su número de agosto de 2005 que "sólo menos de la mitad de la web es comercial, y que el resto funciona con la pasión". En cuanto al internet, unos treinta años después de su lanzamiento, el diario Le Monde (Francia) observa en su edición del 19 de agosto de 2005 que "gracias a sus tres poderes – ubiquidad, variedad e interactividad – su potencial de uso es casi infinito".

1993: La Online Books Page inventaría los ebook gratuitos. La Online Books Page fue creada en enero de 1993 por John Mark Ockerbloom para inventariar los textos electrónicos de dominio público en lengua inglesa de libre acceso en la web. Por esas fechas, John Mark estaba realizando un doctorado en la Universidad Carnegie Mellon (Estados Unidos). En 1999, empieza a trabajar en la Universidad de Pensilvania en el Departamento de investigación y desarrollo (research & development) de la biblioteca digital. En la misma época, también transfiere allí la Online Books Page, conservando la misma presentación, muy sobria, y prosigue con su trabajo de inventario en la misma línea. En 2003, el repertorio celebra sus diez años de existencia con más de 20.000 textos electrónicos inventariados, de los cuales 4.000 publicados por mujeres. En diciembre de 2006, cuenta con unos 25.000 títulos. A finales de 2007, contiene 30.000 títulos, de los cuales 7.000 títulos del Proyecto Gutenberg.

1994: Cada vez más textos están disponibles en la web. A principios de los años 90, aparecen en línea las primeras versiones electrónicas de periódicos a través de servicios comerciales como America Online o CompuServe. Con la aparición del primer navegador a finales de 1993 y gracias al desarrollo rápido de la web que esto permite, numerosos "zines" (boletines) no comerciales empiezan a brotar, directamente en forma electrónica, y los órganos comerciales de prensa crean sus propias páginas web. También hay editores que deciden poner títulos de sus catálogos en la red, con acceso libre y gratuito, con la esperanza de ver aumentar así las ventas de las versiones impresas. La National Academy Press (NAP) es la primera editorial en tomar el riesgo, tan pronto como en 1994, y acaba ganando la apuesta. Sigue sus pasos la MIT Press (MIT: Massachusetts Institute of Technology) en 1995.

1995: Amazon.com es la primera gran librería online. En julio de 1995, Jeff Bezos funda en Seattle (Estados Unidos) la librería online Amazon.com, futuro gigante del comercio electrónico, a la que el público acabaría llamando simplemente "Amazon". Amazon empieza con diez empleados y con tres millones de artículos a la venta. Cinco años más tarde, en noviembre de 2000, la sociedad cuenta con 7.500 empleados, 28 millones de artículos, 23 millones de clientes y cuatro filiales: en el Reino Unido (inaugurada en octubre de 1998), en Alemania (inaugurada en la misma fecha), en Francia (en agosto de 2000) y en Japón (en noviembre de 2000). La quinta filial abre sus puertas en Canadá (en junio de 2002), y a continuación la sexta, Joyo, en China (en septiembre de 2004). Al llegar el 3er trimestre de 2003, la sociedad obtiene beneficios por primera vez en su historia. Presente en siete países y habiéndose convertido ya en una referencia mundial para el comercio online (junto con eBay), Amazon celebra sus diez años de existencia en julio de 2005, con 9.000 empleados y 41 millones de clientes.

1996: Algunos editores se lanzan al internet. A partir de 1996, la edición electrónica se labra un camino junto a la edición tradicional, gracias a las ventajas que ofrece: permite evitar existencias y reducir el coste de funcionamiento, y la difusión resulta más fácil. Algunos editores tradicionales empiezan a vender sus títulos en línea, mientras algunos editores electrónicos van comercializando las versiones digitalizadas de libros. Libreros digitales deciden vender versiones digitalizadas de libros publicados por editores asociados, sin hablar de los autores que optan por autoeditar sus escritos en la web o promover por cuenta propia las obras que ya han publicado, ni de las nuevas plataformas de edición literaria que se encargan de revelar nuevos talentos. Cabe preguntarse si, a largo plazo, la edición digital podrá dar una nueva juventud a la estructura editorial.

1997: La convergencia multimedia es objeto de un coloquio. La convergencia multimedia se puede definir cómo la convergencia de los sectores de la informática, de la telefonía y de la radiotelevisión hacia una industria que utiliza el internet para la distribución de la información. Si bien este fenómeno genera la creación de nuevos empleos en algunos sectores, por ejemplo los que están vinculados con la producción audiovisual, otros sectores están sujetos a reestructuraciones drásticas. La convergencia multimedia tiene muchos reveses, por ejemplo la proliferación de contratos precarios para los empleados, la inexistencia de sindicatos para los tele trabajadores o el maltrato de los derechos de autor en detrimento de los autores. Éste fue el tema del Simposio sobre convergencia multimedia organizado en enero de 1997 por la Organización internacional del trabajo (OIT).

1998: Las bibliotecas aparecen en la web. A partir de 1998, muchas bibliotecas “tradicionales” crean su propio sitio web, que se convierte en "escaparate virtual" y les permite proponer su catálogo, información práctica y una selección de otros sitios web para evitar a sus lectores la molestia de perderse en la red. Estas bibliotecas proponen también bibliotecas digitales para dar a conocer sus colecciones a un público amplio: colecciones de textos, colecciones de imágenes (fijas o animadas) y colecciones sonoras. Las bibliotecas digitales se desarrollan rápidamente y proporcionan acceso fácil a documentos que hasta entonces eran difíciles o casi imposibles de consultar, por pertenecer a fondos antiguos, a fondos regionales o a fondos especializados.

1999: Les bibliotecarios se convierten en cibertecarios. Según Peter Raggett, director del Centro de documentación e información de la OCDE (Organización para la cooperación y el desarrollo económico), entrevistado en agosto de 1999, "para los investigadores, el internet representa una reserva considerable para almacenar información. El problema con el que se enfrentan es el de encontrar lo que están buscando. Nunca antes había habido semejante sobrecarga de datos como ahora se percibe cuando uno trata de encontrar una información precisa sobre determinado asunto utilizando los buscadores disponibles en el internet. A mi parecer, los bibliotecarios desempeñarán un papel importante en la mejora de la investigación y organización de la información en la red. (...) La tarea del bibliotecario consistirá en filtrar la información para el público. Personalmente, cada vez me imagino más como un bibliotecario virtual. Ya no tendré oportunidad de conocer a los usuarios en persona: bastará con que contacten conmigo por correo electrónico, por teléfono o por fax, luego realizaré la búsqueda y les enviaré los resultados por vía electrónica."

2000: La información se hace multilingüe. Cuando nació la web, casi era exclusivamente anglófona. Empezó a ser verdaderamente multilingüe en 2000, pero aún queda mucho por hacer. ¿Qué preconiza Olivier Gainon creador de la editorial CyLibris? "Primera etapa: el respeto de los particularismos a nivel técnico, explica en diciembre de 2000. Es preciso que la red respete los caracteres acentuados, las letras específicas, etc. Me parece muy importante que los futuros protocolos permitan transmitir perfectamente esos aspectos – lo cual podría resultar bastante complicado (en las evoluciones futuras del lenguaje HTML, o de los protocolos IP, etc.). Por lo tanto, es necesario que cada uno pueda sentirse a gusto con el internet y no sólo los individuos que dominen (más o menos) el inglés. No parece normal que hoy en día la transmisión de los acentos plantee problemas en los correos electrónicos. Por eso me parece que el primer trámite es de orden técnico. Si se consigue esto, lo demás se derivará de ello: la representación de los idiomas se hará en función del número de personas conectadas, y al fin y al cabo habrá que contemplar la idea de usar buscadores multilingües."

2001: Copyright, copyleft y Creative Commons. Lanzada en 2001 por iniciativa de Lawrence Lessig, profesor de derecho en la Stanford Law School (California), la licencia Creative Commons se propone favorecer la difusión de obras digitales protegiendo los derechos de autor. El organismo del mismo nombre propone licencias típicas, es decir contratos flexibles de derechos de autor compatibles con una difusión en el internet. De redacción sencilla, esas autorizaciones no exclusivas permiten a los titulares de derechos autorizar al público a utilizar sus creaciones y conservar al mismo tiempo la posibilidad de limitar las explotaciones comerciales y obras derivadas. El autor puede por ejemplo decidir autorizar o no la reproducción y la redifusión de sus obras. Estos contratos pueden ser utilizados para todo tipo de creación: texto, película, foto, música, sitio web, etc.

2002: La web se convierte en una vasta enciclopedia. En 2002, el MIT (Massachusetts Institute of Technology) decide publicar en línea el contenido de sus clases, con acceso libre y gratuito, privilegiando así la difusión libre del saber. La versión piloto del MIT OpenCourseWare se puso en línea en septiembre de 2002 ofreciendo libre acceso al material de estudio de 32 cursos representativos de las cinco escuelas del MIT. El material de estudio se compone de textos de conferencias, trabajos prácticos, ejercicios con las soluciones correspondientes, bibliografías, documentos audio y videos, etc. Al mismo tiempo, la Public Library of Science implementa revistas científicas de alto nivel en línea. En lo que a las enciclopedias se refiere, Wikipedia abre el paso en 2001, lanzando una enciclopedia escrita colectivamente y cuyo contenido puede ser reutilizado libremente. Wikipedia es redactada por miles de voluntarios, con posibilidad para cada contribuidor de corregir y completar los artículos, tanto los suyos propios como los de otros contribuidores. Luego siguen otras enciclopedias como Citizendium y la Encyclopedia of Life.

2003: Las novedades están disponibles en versión digital. En 2003, los libros digitales (ebook) llegan a ocupar un lugar significativo junto a sus homólogos impresos, con libros en formato PDF (legible con el Adobe Reader), LIT (legible con el Microsoft Reader), PRC (legible con el Mobipocket Reader), OeB (open ebook, legible con muchos softwares), entre otros. Se venden cientos de best-sellers en versión digital en Amazon.com, Barnes & Noble.com, Yahoo! ebook Store o en los sitios web de editores (Random House, Perfect Bound, etc.), para la lectura en un ordenador o en una PDA. Numilog distribuye 3.500 títulos digitales (libros y periódicos) en francés y en inglés. Mobipocket distribuye 6.000 ebook en varios idiomas, en su propio sitio web o bien en las librerías asociadas. El catálogo de Palm Digital Media casi alcanza los 10.000 ebook, legibles en las PDA Palm y Pocket PC, con 20 nuevos títulos a diario y 1.000 clientes nuevos por semana

2004: Los autores están creativos en la web. En 2004, muchos autores están de acuerdo para reconocer los beneficios del internet, tanto en cuanto a la búsqueda de información, a la difusión de sus propias obras, como a los intercambios con los lectores y la colaboración con otros creadores. Algunos escritores apasionados por las nuevas tecnologías actúan como exploradores, poniendo de manifiesto las posibilidades que abre el hipervínculo. Las tecnologías digitales dan origen a varios géneros: novela multimedia, narrativa hipertextual, novela hipermedia, sitio web de escritura hipermedia, email-novela, etc. Una verdadera literatura digital – llamada también literatura electrónica o ciberliteratura – ha empezado ya a sacudir la literatura tradicional aportándole un aliento nuevo, e integrándose a la vez a otras formas artísticas ya que el soporte digital favorece la fusión del escrito con la imagen y el sonido.

2005: Google se interesa por el ebook. En octubre de 2004, Google lanza la primera parte de su programa Google Print, establecido en colaboración con los editores para consultar en pantalla fragmentos de libros, y luego encargar los libros a una librería online. En diciembre de 2004, Google lanza la segunda parte de su programa Google Print, dirigido esta vez a las bibliotecas, con el objetivo de digitalizar 15 millones de libros, empezando por los de las bibliotecas de varias universidades asociadas (Harvard, Stanford, Michigan, Oxford) y de la ciudad de Nueva York. La versión beta de Google Print se pone en línea en mayo de 2005. En agosto de 2005, el programa se suspende debido a un conflicto con los editores de libros sometidos a derechos de autor. La actividad reanuda en agosto de 2006 bajo el nombre de Google Books. Se prosigue con la digitalización de los fondos de grandes bibliotecas, y también con el desarrollo de cooperaciones con los editores que lo desean. En octubre de 2008, Google pone fin al conflicto con las asociaciones de autores y de editores anunciando un acuerdo con ellos que tomaría efecto en 2009.

2006: Vamos hacia una biblioteca digital planetaria. Lanzada en octubre de 2005 a iniciativa del Internet Archive, y operativa en 2006, la Open Content Alliance (OCA) es un proyecto público y cooperativo de biblioteca digital mundial. El objetivo es crear un vasto repertorio libre y multilingüe de libros digitalizados y de documentos multimedia para consulta y descarga en cualquier buscador. La OCA reúne a numerosos colaboradores: bibliotecas, universidades, organizaciones gubernamentales, asociaciones sin ánimos de lucro, organismos culturales, sociedades informáticas (Adobe, Hewlett Packard, Microsoft, Yahoo!, Xerox, etc.). Los primeros participantes son las bibliotecas de las universidades de California y de Toronto, el European Archive, los Archivos nacionales del Reino Unido, O'Reilly Media y Prelinger Archives. La OCA quiere inspirarse de la iniciativa de Google, pero sin repetir sus errores, evitando digitalizar libros sometidos a derechos de autor sin la aprobación previa de los editores, y cuidando de que sea posible consultar y descargar los libros en otro buscador.

2007: Podemos leer en varios aparatos electrónicos. Amazon.com lanza el Kindle en noviembre de 2007. Pero la lectura portátil nace diez años atrás. Primero se podía leer en un ordenador – portátil o no – y después en las agendas electrónicas que son el Psion y los aparatos de Franklin. La sociedad Palm lanza en marzo de 1996 el Palm Pilot, primera PDA del mercado. Microsoft lanza la PDA Pocket PC en abril de 2000. Luego siguen los primeros Smartphone de Nokia y de Sony Ericsson. Empiezan también a difundirse tabletas de lectura especializadas. Las primeras son el Rocket ebook, el SoftBook Reader y el Gemstar ebook, pero no duran mucho. Tras un periodo de inercia, se mejora la potencia y la calidad de pantalla de algunas tabletas más ligeras, por ejemplo el Cybook (nueva versión) o el Sony Reader, al que se añade el Kindle en noviembre de 2007. La pantalla de cristal líquido deja paso a una pantalla que usa la tecnología E Ink. Se habla entonces de un soporte flexible y ultrafino, llamado “papel electrónico”, que debería ser lanzado en 2010 a iniciativa de E Ink, de Plastic Logic y de otras sociedades.

2008: Los ebook están omnipresentes. En 2008, ofrecer un ebook (libro digital) como regalo empieza a ponerse de moda, y aún más el hecho de leerlo en un Smartphone, prueba de que las cosas han cambiado desde la época en que el pánico se había apoderado de los editores y libreros a finales de los años 90. Tres palabras parecen esenciales: almacenamiento, organización y difusión. En un futuro próximo, el patrimonio mundial debería estar almacenado bajo forma digital, con una organización efectiva de la información y una red internet adaptada. De limitada difusión en el año 2000, y luego pariente pobre de los archivos musicales y videos, ahora el ebook ocupa un lugar respetable junto a la música y a las películas. Nicolas Pewny, editor y luego consultor en edición electrónica, ve "el libro digital del futuro como una 'obra total' que reuniría textos, sonidos, imágenes, vídeos, interactividad: una nueva manera de concebir, escribir y leer, quizás en un libro único, siempre renovable, que contendría todo lo que uno ha leído, un compañero único y múltiple a la vez".

Cronología

[A continuación cada línea empieza por el año o bien por el año/mes]

1968: El código ASCII es el primer sistema de codificación informático.

1971/07: El Proyecto Gutenberg es la primera biblioteca digital.

1974: El internet da sus primeros pasos.

1977: Se crea el UNIMARC como formato bibliográfico usual.

1983: Despega el internet.

1984: Se instituye el copyleft para los softwares.

1990: Se estrena la web.

1991/01: El Unicode es un sistema de codificación para todos los idiomas.

1993/01: La Online Books Page es el primer repertorio de ebook gratuitos.

1993/06: Adobe lanza el formato PDF y el Acrobat Reader.

1993/11: Mosaic es el primer software de navegación en la web.

1994: El primer sitio web de biblioteca se pone en línea.

1994: Los editores utilizan la web como instrumento de marketing.

1995/07: Amazon.com es la primera gran librería online.

1995: La prensa se pone en línea.

1996/03: El Palm Pilot es la primera PDA.

1996/04: Se crea el Internet Archive para archivar la web.

1996/07: CyLibris es el pionero francófono de la edición electrónica.

1996/10: @folio es un proyecto de lector portátil de textos "abierto".

1996: Algunos profesores se interesan por nuevos métodos de enseñanza.

1997/01: La convergencia multimedia es objeto de un coloquio.

1997/04: E Ink desarrolla una tecnología de tinta electrónica.

1997/10: Gallica es la sección digital de la Biblioteca nacional de Francia.

1997: La edición electrónica empieza a generalizarse.

1997: Se pone en línea el Logos Dictionary, de acceso gratuito.

1998/05: Las ediciones 00h00 se dedican a vender libros digitales.

1999/09: El formato OeB es un estándar de libro digital.

1999/12: WebEncyclo es la primera enciclopedia francófona en acceso libre.

1999/12: Britannica.com es la primera enciclopedia anglófona en acceso libre.

1999: Los bibliotecarios digitales prosperan.

1999: Algunos autores acuden al soporte digital.

2000/01: El Million Book Project quiere proponer un millón de libros en la web.

2000/02: yourDictionary.com es un portal para los idiomas.

2000/03: Mobipocket se dedica a los libros digitales para PDA.

2000/07: La mitad de los usuarios del internet no es anglófona.

2000/07: Stephen King auto pública una novela en línea.

2000/08: Microsoft lanza el formato LIT y el Microsoft Reader.

2000/09: La librería Numilog se dedica a vender libros digitales.

2000/09: El portal Handicapzéro demuestra que el internet es accesible para todos.

2000/10: Distributed Proofreaders digitaliza los libros del dominio público.

2000/10: La Public Library of Science lanzará revistas online gratuitas.

2000/11: La versión digitalizada de la Biblia de Gutenberg se pone en línea.

2001/01: Wikipedia es la primera gran enciclopedia colaborativa gratuita.

2001: Creative Commons renueva el derecho de autor adaptándolo a la web.

2003/09: Las clases del MIT OpenCourseWare están a disposición de todos.

2004/01: El Proyecto Gutenberg Europe será multilingüe.

2004/10: Google lanza Google Print para rebautizarlo Google Books.

2005/04: Amazon.com recompra la sociedad Mobipocket.

2005/10: La Open Content Alliance lanza una biblioteca digital universal.

2006/08: El catálogo colectivo WorldCat se vuelve gratuito en la web.

2006/10: Microsoft lanza Live Search Books pero lo abandona enseguida.

2006/10: Sony lanza su tableta de lectura Sony Reader.

2007/03: Citizendium lanza una enciclopedia en línea colaborativa "fiable".

2007/03: Inter-Active Terminology for Europe es una base terminológica europea.

2007/05: La Encyclopedia of Life hace un inventario de todas las especies vegetales y animales.

2007/11: Amazon.com lanza su tableta de lectura Kindle.

2008/05: Hachette Livre recompra la sociedad Numilog.

2008/10: Google Books propone un acuerdo a las asociaciones de autores y editores.

2008/11: Europeana es la biblioteca digital europea.

2009/02: Amazon.com lanza el Kindle 2.



Tomado de: Lebert, Marie: Una corta historia del ebook, 2009. Traducido por, Álvarez, Anna.
Publicar un comentario en la entrada