18 mar. 2011

Los datos sobre el mercado de ebooks indican una brecha digital


Un nuevo estudio sobre la edición digital indica de nuevo una brecha entre diferentes mercados. Esto es lo que podemos ver según la encuesta que realizó en febrero la Asociación Internacional de Editores a sus miembros sobre la situación de la edición digital. A pesar del diferente ritmo de crecimiento, los problemas siguen siendo comunes en todos los países. A continuación, resumimos algunos aspectos destacados y las especiales preocupaciones en cada caso, como resumen en FutureBook:
En Francia, el mercado de ebooks supuso en 2009 un 0.5% del total de las ventas. Apple ya ha entrado en el mercado francés, mientras que Amazon espera poder hacerlo en breve: a los editores franceses les cuesta perder el control de sus estrategias. Otra preocupación es establecer un precio fijo para los ebooks. En Alemania el mercado del ebook supone un 1%, aunque las estimaciones oscilan entre un 5% y el 15% de cuota de mercado para el 2015. Ya se han vendido muchos soportes de lectura; mientras, están reconsiderando sus modelos de negocio para no dejar de ser intermediarios entre autores y minoristas. En Japón el mercado del libro digital ha llegado al 1.1% en el 2010, aunque prevén un 10% para el 2015. Allí el mayor problema es el de replantear los derechos de autor. Hasta el momento, en Japón se permite digitalizar las obras para uso personal. La Asociación de Editores de Japón está tratando de implementar un nuevo modelo de contrato para ebooks. En España, el mercado de ebooks alcanza el 1,6%, aunque nuestros editores no creen que el volumen de negocio supere el 10% o 12% en los próximos 10 años. Llaman la atención sobre su pesimismo y las dudas al no haber un modelo de negocio específico. Las garantías jurídicas parece ser el tema que más les preocupa. En Italia, la cifra está entre el 0,1 y el 0,2% del mercado. Las grandes editoriales de allí han comenzado el pasado mes de octubre a distribuir sus ebooks. Tras la Navidad, consiguieron una aumento del 30%. Aquí les preocupa en especial transmitir la correcta información de lo que es la edición digital a sus lectores. El alto precio del IVA de los ebooks (20% frente al 4%) también es una cuestión a tener en cuenta a la hora de hacer cuentas y establecer precios. En el Reino Unido el crecimiento de las ventas ha sido entre un 100% a 800% entre 2009 y 2010. La brecha entre Estados Unidos e Inglaterra se está reduciendo con rapidez ya que las ventas globales de ebooks crece exponencialmente gracias a su distribución mundial y al contenido controlado a través de metadatos por los editores. La proliferación de los teléfonos inteligentes y las tabletas han ayudado. Los editores pueden publicar ediciones digitales a nivel mundial con mayor eficacia mediante la combinación de marketing global y los esfuerzos de distribución, aunque varias ediciones del mismo título pueden causar confusión en los mercados abiertos. En Estados Unidos alcanzan ya un 8% de cuota de mercado. Apple, Amazon, Barnes & Noble, Google han entrado con facilidad en los hábitos de los usuarios para acceder a los libros. Los editores tradicionales han sido allí los más rápidos en cambiar el chip debido a la presión de estos grandes agentes en su sector. Su mayor preocupación es la piratería. En resumen, podemos destacar el impresionante crecimiento del mercado de los libros digitales en los Estados Unidos, Reino Unido y Japón, que nos llevan una ventaja de 2 años en el desarrollo del mercado de ebooks en relación con los otros mercados gracias a que han implementado una política de precios dinámicos, iniciativas para fomentar la demanda digital y fuertes inversiones en campañas de marketing online para fomentar la compra de ebooks, independientemente de la compra de sus versiones en papel.
Tomado de: Comunicación Cultural
Publicar un comentario en la entrada