7 dic. 2010

Aplicación del método de casos en la enseñanza de la bibliotecología y ciencias de la información

Navegando, encontré este artículo y simplemente me pareció interesante por tal motivo deseo compartirlo con todos los lectores de Exagono Bibliotecario, El método de casos desarrolla una técnica y metodología válida en la enseñanza de diversos cursos impartidos en la Bibliotecología y Ciencias de la Información. El método de casos tiene una correlación técnica y una metodológica a la vez, ha sido aplicada con éxito en muchas disciplinas universitarias, entre las cuales, destacan fundamentalmente el derecho, la medicina y la administración. Herreid (1997) afirma que en el derecho las nuevas decisiones, nuevos casos y nuevos derechos se establecen sobre viejas decisiones; mientras, que en la medicina la aplicación del método de casos no es muy diferente, un correcto diagnóstico se construye a partir de los propios errores. El mismo Herreid (1997) sostiene que en las ciencias administrativas se introducen los casos para tener una experiencia práctica o de simulación y luego aplicarla en el mundo real de los negocios. El método de casos puede ser ampliamente usado en el ámbito de la bibliotecología y ciencias de la información, cuyo carácter es multidisciplinario. Podemos tomar como ejemplo áreas relativas a la gestión de la información, ética de la información, derecho a la información, tecnologías de la información, políticas de información, estudios de usuarios, entre otros. Muchas de las materias antes mencionadas no pueden desarrollarse si no toman en cuenta o se enriquecen o con un caso. La revista “Library Journal” de la American Library Association es un ejemplo digno de mencionar. Esta revista tiene una sección denominada “How do you manage” donde se analizan y discuten casos controversiales tomados del propio entorno profesional. La utilización de casos también es frecuente para resolver los dilemas éticos, Hannabuss (1996) indica que es un método válido en la enseñanza de la ética, juega un rol fundamental entre estudiantes con diversos niveles intelectuales, morales y profesionales en asuntos de relevancia ética en la propia biblioteca y el trabajo de información.

Evolución del método de casos

Garvin (2003) hace un recuento histórico del método de casos, señala que el pionero fue Christopher Columbus Langdell que asistió a Harvard Law School entre 1851 y 1854, allí trabajaba como asistente de investigación y bibliotecario a la vez, su destreza principal fue investigar y hacer resúmenes. En 1870, el Presidente de Harvard, Charles William Eliot, recomienda a Langdell para iniciar la aplicación del método de casos en la universidad. Langdell parte del supuesto que la mejor manera de enseñar leyes era mostrando casos en lugar de leer los libros de texto. Luego de algunas resistencias iniciales este método es asumido por otras seis escuelas de leyes en 1895. Posteriormente, en 1921 Harvard Bussiness School adoptó el método y le denomina como actualmente se le conoce “método de casos”. El mismo Garvin (2003) afirma que solo a partir de 1985 y con mucho retraso la Harvard Medical School utiliza el método de casos.

El método de casos y el caso

El método de casos es una técnica (y metodología) educacional, que pone a consideración del estudiante situaciones y problemas verdaderos que conduzcan a la presentación de alternativas de solución o finalmente resolverlos, podría decirse que este método es un tipo de discusión interactiva y está estructurado sobre la base del “estudio de casos” que es referido comúnmente con un “caso”. El término “caso” proviene etimológicamente del latín “casus”, en el Diccionario de la Real Academia Española (2001) aparecen varias acepciones de la palabra “caso”, pero solo tomaremos algunas que se acercan más a nuestro punto de vista: “suceso, acontecimiento”, “casualidad, acaso”, “lance, ocasión o coyuntura” y “asunto de que se trata o que se propone para consultar a alguno y pedirle su dictamen”, creemos que esta última acepción se acerca más concepto que buscamos. Un “caso” es la descripción de una situación real; adoptada para estudiarla y propiciar el intercambio de ideas. La descripción del caso a pesar de ser detallada, relevante y exhaustiva no implica que presente todos los acontecimientos que presenta un determinado problema; aunque debe presentarse de forma clara para que permita el análisis. Herreid (1997) afirma que en muchas disciplinas universitarias “los casos son preferidos porque sirven para ilustrar los principios generales y las buenas prácticas, correctas respuestas y hechos que tienen una alta prioridad” para el ejercicio profesional presente o futuro.

Características del método de casos

Este método es aplicado primordialmente en la enseñanza universitaria, para Millar (1999) los objetivos y beneficios que pueden obtenerse de la aplicación del método de casos son:

Entendimiento e interpretación de los datos

Entendimiento y reconocimiento de suposiciones e inferencias opuestas a lo concreto

Hechos

Pensamiento analítico y crítico

Entendimiento y evaluación de relaciones interpersonales

Ejercitación y elaboración de juicios

Comunicación de ideas y opiniones

Toma y defensa de decisiones.

Podemos notar que este método proporciona una experiencia sujeta a la realidad, es muy versátil porque permite aplicar proposiciones teóricas y conjugarlas con simulaciones prácticas. Estimula la creatividad y toma de decisiones. La aplicación del método evita dentro de lo posible, la creación de un medio estático, es flexible y abierto, fomenta la discusión seria del problema de estudio y propicia el intercambio de ideas. El método del caso es particularmente presencial porque se apoya en discusiones; pero una nueva característica surge con la aparición de Internet y el desarrollo de cursos a distancia denominados “e-learning. Hay que buscar alternativas para la aplicación de este método en línea, especialmente las pedagógicas (Heckman & Annabi, 2006). La enseñanza virtual tiene muy baja la presencia social, de información, de motivación, de control, discusión, entre otros; tal como lo manifiestan Chen & Shang & Harris (2006) y es un problema a resolver.

Paso 1: Preparación del Caso

Determinación de elementos

Antecedentes

Problemas

Hechos

Paso 2: Discusión del Caso

Análisis

Diagnóstico

Alternativas de solución

Plan de Acción

Paso 3: Decisión del Caso

Solución

Recomendación

Toma de Decisiones

Paso 4: Presentación del Caso

Sinopsis

Conclusión

Estructuración del informe

Desarrollo del método de casos

El método del caso, consiste precisamente en proporcionar una serie de casos que representen situaciones problemáticas diversas de la vida real para que se estudien y analicen, permite una interrelación fluida interrelación permite de los grupos. El método del caso se debe estructurar estableciendo una secuencia que consideramos necesarios para su desarrollo. En el método de casos, el docente juega un papel muy importante, porque bajo su responsabilidad está el diseño del caso, la preparación de una clase, la pedagogía empleada y la conducción de la clase. Charan (1976) establece que la enseñanza del método de caso es continua y el instructor (docente) cumple varios roles y es absorbido como iniciador, director, participante y motivador, a lo que podríamos añadir el rol de mediador.

Tipología del Caso

Hay diversas propuestas que desarrollan una la tipología de los casos, pero incluiremos solo dos proposiciones que consideramos importantes. Van Der Blonk (2003) señala que hay dos dimensiones (tipología) para escribir un caso. La primera dimensión definida como “reducción-complejidad” y la segunda dimensión llamada “monologo – multílogo”. En la “dimensión reducción-complejidad”, la complejidad está referida al nivel de dificultad que el investigador quiere mostrar acerca del caso, esta dimensión puede incluir material contradictorio, situaciones caóticas, pociones extremas y emociones. La reducción aminora la riqueza y variedad del caso por un formato predefinido (respuestas claras). En la “dimensión monologo –multílogo”, el caso puede expresar algunos caracteres de una posición determinada, opiniones y puntos de vista propios. La posición del monologo refleja una historia uniforme y conduce a un solo camino: el camino del autor del caso. La posición multílogo está representada por una interacción de múltiples voces (diferentes posiciones u opiniones), incluida la del autor. Lundberg & Rainsford (2001) ensayan una tipología determinada y establecen nueve (9) tipos de casos. El Caso Iceberg, que presenta poca información, una estructura pequeña y requiere información adicional, utiliza uno o más modelos conceptuales. El Caso Incidente, se encuentra usualmente al final de los capítulos de los libros de texto, el caso presenta incidentes simples y detalles específicos. El Caso Ilustrativo, describe factualmente procesos o eventos, la información es abundantes y está altamente estructura e ilustrada la situación. El Caso Central, aquí uno o más actores principales interactúan, reflexionan y sus sentimientos son descritos; la información es provista en alta cantidad y la estructura es débil o floja. El Caso Diálogo, este tipo de caso promueve la interacción entre uno o más individuos, la información provista es moderada y una estructuración baja. El Caso Aplicación, describe una técnica o situaciones donde el estudiante requiere de conocimientos técnicos; poseen mucha información, pero es altamente desestructurado. El Caso Dato, proporciona mucha información y una estructura moderada, aunque la información con que se cuenta resulta irrelevante, es necesario organizar las ideas y el significado de los datos .El Caso Asunto, trata un hecho o asunto en cuestión, usualmente provee mucha información y una estructura moderada. El Caso Predicción, casos típicamente escritos en una serie (parte a, b, c), tiene un formato para La estructura del caso la primera parte del caso debe responder a las predicciones correctas y en la segunda parte se debe corroborar la predicción.

Preparación y Redacción del Caso

La preparación del caso probablemente requiere de un gran esfuerzo cognoscitivo, Foran (2002) sostiene que el caso debería entenderse de forma rápida y mejorar ostensiblemente la capacidad de participación. El caso necesita de mucha claridad para la posible identificación del problema; así mismo los contenidos del caso deben conducir a una decisión correcta y posibilitar un rango de soluciones alternativas. Zimmerman (2002) hace precisiones sobre el modelo clásico del caso y toma en consideración cuatro pasos esenciales:

1) preferencia por un caso real con posibles alternativas y resultados;

2) proveer información suficiente sobre el caso para su comprensión integral;

3) asignación de lecturas de fondo prioritarias para la clase;

4) facilitar la discusión en clase, analizar el contenido del caso y sus posibles soluciones deben ser elaboradas.

El ITESM (2003) presenta algunas características más detalladas que deben tomarse en consideración en la preparación del caso y señala las siguientes:

Verosímil: de modo que su argumento sea posible, que quede la impresión de que lo ha vivido alguien.

Provocador: que la historia que cuenta estimule curiosidad e invite al análisis de sus personajes.

Conciso: sin adornos literarios ni exceso de tecnicismos que degeneren en pesadez.

Cercano: con narraciones y psicologías del entorno más cercano, de la propia cultura. Ambiguo: como la realidad, que no se convierta en un teatro infantil y maniqueo, de buenos contra malos.

Conviene destacar que para el análisis y solución de un caso, debe propiciarse un ambiente que permita la discusión y toma de decisiones acerca de las acciones más apropiadas a emprender, orientadas a la solución del problema en estudio. Corish (2004) señala otras condiciones útiles para escribir un caso, él considera que debe tomarse en cuenta tres tipos de preguntas que permitirán establecer criterios de valor acerca de los conocimientos obtenidos por los estudiantes: Caso “Tipo A”, preguntas obvias y áreas claramente señaladas en el caso. Caso “Tipo B”, preguntas menos obvias y áreas claramente señaladas y definidas en el caso. Caso “Tipo C”, preguntas menos obvias y áreas menos obvia en el caso en estudio; esta última condición es usada para determinar a los mejores candidatos o estudiantes. Para la redacción de un caso se debería incluir necesariamente un párrafo inicial que da una visión general del problema, situación o dilema; los antecedentes relevantes y un párrafo final, sí el caso lo amerita deberían incluirse anexos o material adicional para su mejor comprensión. Es necesario tomar en cuenta algunas consideraciones para hacer la descripción del caso, especialmente el autor o investigador debe percibir su rol y propia posición. Además el autor debe decidir si la estructura del caso es lineal, multilineal o no lineal (Van Der Blonk, 2003). Para evitar algunos problemas respecto de la oportunidad en la presentación del caso es necesario ponerlo a prueba y validarlo con un grupo experimental determinado y así poder detectar y depurar los posibles errores.

Discusión, Decisión y Presentación del Caso

La presentación es un aspecto formal pero no deja de ser importante, creemos que es más importante la solución de un caso, el aspecto formal de la presentación de un caso y la o resolución del mismo son aspectos que deben elaborarse juntos, aquí presentamos una posible forma de solución del caso:

Establecer los Antecedentes o resumen de los hechos importantes, que pueden determinar las características del caso.

Determinar el problema, es necesario precisar el problema o problemas principales del caso, realizar una descripción breve y descomponer los elementos del problema.

Realizar el Análisis o Diagnóstico, estipular alternativas viables de solución al problema principal y los secundarios, establecer las ventajas y desventajas de las alternativas. El estado del arte del problema especificando aspectos técnicos y humanos.

Decisión, es la solución escogida elaborada en forma breve y la estrategia de aplicación o instrumentalización a seguir, describe las desventajas y formas de neutralizarlas y propone recomendaciones. Algunos casos incluyen apéndices o anexos para reforzar la decisión tomada (el gráfico 2 puede ilustrar el desarrollo de un caso).

Gini (1985) hace algunas recomendaciones para una correcta presentación y solución del caso, él señala que deben evitarse detalles innecesarios; los distintos hechos deben tener un tratamiento homogéneo y debe considerarse en la perspectiva del autor o del curso.

Conclusiones

El método de caso tiene un valor indispensable en la enseñanza académica universitaria actual, especialmente en la bibliotecología y ciencias de la Información, porque permite el desarrollo del pensamiento crítico del estudiante y lo prepara para situaciones reales que se presentaran en su futura experiencia profesional. El método ayuda a desarrollar muchos cursos en el que los dilemas no pueden ser resueltos unívocamente, pero da alternativas para una discusión entre diversos punto de vista y fundamentalmente proyecta una interacción permanente del profesional con su entorno personal y laboral. Un nuevo desafío se presenta con la aparición de Internet y la enseñanza a distancia “elearning”, requiere de una adaptación del método de casos para los cursos en línea que son asincrónicos.

Ejemplo de Aplicación del Método de Casos

Un bibliotecario que labora en una Universidad Pública es especialista en el desarrollo del Servicio de Referencia Digital – SRD a través de Internet, por tal razón confecciona perfiles de usuarios que ayudan a determinar las necesidades de información de los investigadores (docentes y estudiantes). Estos perfiles contienen Información sobre Identificación Personal – IIP de los usuarios (domicilio, trabajo, edad, sexo, etc.). En el análisis de los perfiles, el bibliotecario descubre que hay un grupo de usuarios identificados como estudiantes que recurrentemente solicitan información sobre elaboración de armas caseras y artefactos explosivos. Él no puede destruir los perfiles porque son parte de su trabajo, pero considera que la información que tiene es de importancia para la Seguridad Nacional. ¿Cuál es el dilema ético? ¿Cómo se resuelve el dilema? El problema está relacionado con los patrones de privacidad y confidencialidad; principios éticos a los que debe estar sujeto el bibliotecario en el ejercicio profesional.

Constitución Política (Art. 5, inciso 6).

La Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública – Ley 27806

Código Procesal Constitucional – Ley 28237.

Código de Ética del CBP.

Revisión de la legislación vigente

Revisión de alternativas legales, jurisprudencia

Conducta y principios éticos profesionales (privacidad, confidencialidad, secreto profesional)

Solucion Final Y Presentación Del Caso

Sinopsis

Consenso del Grupo de Trabajo

Tomado de: Alonso Estrada-Cuzcano

Compilado Por. Javier Mejía T.

Publicar un comentario en la entrada