3 mar. 2010

¡Que llega la RDA (Resource Description and Access)!

Me llego este articulo de las RDA y quiero compartirlo con mis lectores de Exagono Bibliotecario, y la pregunta ¿Estamos preparados para el cambio que se avecina?
Sabemos lo importante que es estar al día en todo lo relacionado con los avances tecnológicos y nuevas tendencias en la catalogación. Por eso miramos al futuro inmediato, pendientes de la RDA, la nueva norma de catalogación para el entorno digital, en la que se lleva trabajando desde 2004 y que, presumiblemente, será publicada en junio de este mismo año. Lleva un cierto retraso, pues su publicación estaba prevista para finales de 2009, pero hay que entender que hacer la transición entre las AACR2 (segunda edición de las Reglas de Catalogación Anglo-Americanas), como manual en papel, a un kit de herramientas basado en la web como es RDA, es un complejo proceso que requiere tiempo.
Así pues, la RDA sustituirá definitivamente a las AACR2, que son las reglas más utilizadas a nivel mundial desde que se publicaran en 1978. Aunque estas reglas se han actualizado varias veces fueron concebidas sobre todo para materiales impresos. Debido a todos los cambios tecnológicos que se han producido en los últimos años, ha sido preciso crear un nuevo código acorde con nuestra realidad digital. De todas formas, aunque el nuevo código de catalogación se ha diseñado expresamente para un entorno digital también contempla los recursos analógicos. De este modo vamos a tener una norma aplicable a recursos de todo tipo de contenido y soporte. Y lo que es más, como su contenido es multinacional, la podrán utilizar todas las comunidades lingüísticas, sin predilección por las angloparlantes, como sucedía hasta ahora. Además, tiene la ventaja de ser independiente tanto de la codificación (MARC 21, MODS, Dublin Core...) como de la visualización (etiquetas de OPAC, ISBD).
¡con el trabajo que nos ha costado aprender cómo funciona el formato MARC 21, ¿ahora qué hacemos? No os preocupéis. La RDA se ha diseñado para que sea compatible con el formato MARC 21. No obstante, habrá algunos cambios como, por ejemplo, nuevos elementos de datos para reemplazar la designación general de material (DGM). En realidad, el cambio más llamativo entre las AACR2 y la nueva norma RDA lo encontraremos en la presentación de los encabezamientos y las autoridades.
En cuanto a las novedades que presenta la norma RDA tenemos un nuevo marco conceptual y una nueva terminología, estructura y organización (aquí se despega de la ISBD), además de la simplificación, lo cual se agradece mucho. Pero también encontraremos elementos conocidos por todos los profesionales de la catalogación como son la mayoría de los elementos descriptivos y muchas reglas específicas. Con RDA tendremos la información necesaria para poder describir cada recurso, y no solamente la mera visualización de la información, que es lo que consigue la catalogación tal y como hoy la conocemos.
Una buena forma de ir preparándonos para esta nueva norma que muy pronto formará parte de nuestro día a día a la hora de catalogar, es familiarizarnos con los modelos conceptuales en los que se basa, que se centran en las tareas del usuario. Los ha desarrollado la IFLA para identificar las relaciones entre una obra y su autor: FRBR (Requisitos funcionales para los registros bibliográficos) y FRAD (Requisitos funcionales para los datos de autoridades). Hay, además, un tercer modelo conceptual en desarrollo, FRSAD (Requisitos funcionales para registros de autoridad de materia).
También os aconsejo que echéis un vistazo a la Declaración de Principios IME ICC (Reuniones IFLA de expertos sobre un código internacional de catalogación y actualización de los Principios de París).
Fuente: Recbib.es
Tomado de: Rocío Martínez Bocero
Directora-Coordinadora de Biblioposiciones.com
Compilado Por. Javier Mejía T.
Publicar un comentario en la entrada