29 sept. 2009

10 Cosas que un Bibliotecario Debería Saber Sobre Tecnología

Si es que alguno aún no se decidido de lleno al uso de todas estas herramientas y aplicaciones, a continuación les comparto las diez razones y buenos argumentos para acercarnos a la tecnología:
01. La tecnología no es tan difícil como se piensa, así que lo único que necesitamos es adaptarnos a un entorno en constante cambio. En el artículo se menciona que cualquier experto en sistemas que trabaje con nosotros debe ser capaz de hacer funcionar un sitio web en un día y que algunos servicios gratuitos nos lo permiten actualmente; así que con todos estos recursos, manuales, foros que se nos ofrecen (muchos de ellos gratuitos) no hay excusa para no saber hacerlo y, si no lo sabemos, al menos debemos estar lo suficientemente inmersos para saber qué y cómo pedirle las cosas al ingeniero en sistemas.
02. La tecnología se vuelve cada vez más sencilla, además de que la tecnología no es tan complicada como parece, cada día se hace más sencillo su uso. Esto me hace recordar en mis años de universitaria cuando, para una tarea escolar, tuve que utilizar MicroISIS y lo complicado que en aquél entonces me resultó; años más tarde, en mi anterior trabajo me crucé de nuevo con CDS/ISIS, mejor conocido en ese momento como Winisis y me sorprendió encontrarlo tan sencillo de manejar para crear y administrar una base de datos; por otro lado, me di cuenta de la gran versatilidad de aplicaciones extra creadas específicamente para y por la comunidad ISIS como PHPIsis, OpenIsis, GenISIS, WWWIsis, etc. Con tantas y tan variadas herramientas gratuitas que te llevan de la mano cualquiera debería ser capaz de montar y escribir en un blog (wordpress, blogspot), subir y compartir las fotos de su biblioteca (flickr, zooomr, posterous), grabar un podcast y compartir la información de la biblioteca en una red social (facebook, hi5, tuenti).
03. La tecnología se abarata cada vez más, debemos reconocer que pagar un aproximado de USD$200 anuales por un hosting en el que montemos el web page de nuestra biblioteca no es nada caro. Pero si en serio estamos escasos de recursos, no debemos desanimarnos, recordemos que hay una infinidad de servicios gratuitos que nos permiten promocionar nuestra biblioteca y llegar a más gente. Pensemos en un Fan Page de Facebook donde informemos a nuestros usuarios de nuestros servicios y talleres, o un blog en cualquier servicio gratuito como wordpress donde hablemos de nuestro día a día en la biblioteca, una cuenta en twitter donde hablemos de nuestras adquisiciones recientes o donde informemos a nuestros usuarios de lecturas de su interés, y todo eso sin gastar un sólo peso, a lo mucho nuestra conexión a internet.
04. Maximiza la efectividad de tu inversión tecnológica más costosa – tu gente, es de vital importancia preparar a nuestro personal en el uso de la tecnología para que hagan bien su trabajo. De nada sirve implementar un proyecto tecnológico y gastar todo el presupuesto si los bibliotecarios no saben utilizarlo o lo utilizan mal.
05. Repite, no perfecciones, o lo que es lo mismo ensayo y error. Muchos de nosotros a veces cometemos el error de no dar a conocer un servicio hasta que no estamos seguros que funciona a la perfección; lo que se explica en el post es que quizá deberíamos comenzar a aprovechar las versiones “beta” que nos permitan recibir retroalimentación de nuestros usuarios, por ejemplo, al implementar una nueva base de datos.
06. Debes estar listo para fracasar, como en la vida misma, tenemos que equivocarnos para aprender de nuestros errores y volver a comenzar. Es cierto que aquí ponemos en juego, no sólo el presupuesto de la biblioteca, sino también nuestro puesto y reputación; sin embargo, hay que entender que todo es perfectible, así que debemos confiar en que si nuestro proyecto tecnológico fue debidamente estudiado y planificado encontraremos la forma de hacerle frente a los problemas y errores que surjan en el camino.
07. Debes estar listo para el éxito, así como debemos prepararnos para fallar y seguir adelante; también debemos prepararnos para al momento de finalizar exitosamente cualquier proyecto tecnológico darlo a conocer, hacerlo público y estar muy atento a las críticas que recibamos con nuestra nueva página web, catálogo en línea, etc.
08. Nunca subestimes el poder de un prototipo, los prototipos son implementaciones simples de un nuevo sitio o servicio que nos dan una idea muy cercana de lo que nuestro proyecto puede llegar a ser. Aunque a veces nos resulte complicado visualizar un servicio a partir de un texto descriptivo, hemos de aceptar que éste nos da una pauta para saber cómo, dónde y cuándo comenzar.
09. La mayor parte de una buena implementación de tecnología es un buen proyecto administrativo, no se trata sólo de implementar y seguir con la moda, es necesario además identificar la necesidad de introducir tecnología, estudiar y planificar, proyectar y dar plazos.
10. La única gran amenaza para cualquier proyecto tecnológico es de naturaleza política, aquí se refiere a la parte humana y la forma en la que el bibliotecario esté dispuesto a implementar un proyecto tecnológico.

Para leer esta nota en Inglés ingresa a: http://techessence.info/topten

Tomado de: http://uvejota.com/

Compilado Por Javier Mejia T.

Publicar un comentario en la entrada