25 jul. 2016

Cuestiones clave para el desarrollo de colecciones con recursos electrónicos: Una guía para bibliotecas.

Los recursos electrónicos representan para las bibliotecas un elemento cada vez más importante en la construcción de colecciones. Esta guía se concentra principalmente en bibliotecas académicas y de investigación, sin embargo, su contenido será de gran utilidad para otros tipos de bibliotecas. Los “recursos electrónicos” se refieren a todos aquellos materiales que requieren acceso mediante una computadora, ya sea un dispositivo móvil de mano, u ordenador personal o central. Estos materiales pueden accederse tanto por vía remota, como por Internet, o por medios locales. Algunos de los recursos más frecuentes son:
• Revistas electrónicas
• Libros electrónicos
• Bases de datos de texto completo (agregadas)
• Bases de datos de índices y resúmenes
• Bases de datos de referencia (biografías, diccionarios, directorios, enciclopedias, etc.
• Bases de datos numéricas y de estadísticas
• Imágenes electrónicas
• Recursos electrónicos audiovisuales
Esta guía se enfoca exclusivamente a los recursos electrónicos, ya sea por vía de compra o licencia, de libre acceso en línea, creados en forma digital o materiales de formato múltiple (por ejemplo CD-ROM combinado con un libro). Los recursos electrónicos representan un sinnúmero de retos que no se enfrentan en el proceso de selección y adquisición de materiales análogos tradicionales, por lo que es importante que la biblioteca desarrolle políticas y procesos claros, para la selección y manejo de estos recursos. Estas políticas y procesos establecerán una clara dirección para el personal, y al mismo tiempo asegurarán que las colecciones de recursos electrónicos se desarrollen tomando en cuenta, costos, capacidad técnica, licencias, requisitos de acceso, requerimientos de preservación, y limitaciones. Objetivo El objetivo de esta guía, es ayudar en la concientización de los puntos clave que toda biblioteca deberá considerar y solventar, al desarrollar un portafolio electrónico. Esta guía pretende proporcionar una introducción plausible y asertiva para la diversidad de temas que surgen a través del manejo de recursos electrónicos. Por tanto, no se pretende que la guía maneje toda esta información de manera exhaustiva. Una guía que aborda un tema en constante cambio y evolución, tal como son los recursos electrónicos, requiere de actualizaciones. Es por ello, que la Guía será actualizada en intervalos determinados por el Comité Permanente de la Sección de Adquisición y Desarrollo de Colecciones de la IFLA (Standing Committee of the IFLA Acquisition and Collection Development Section). Dichas actualizaciones remplazarán la versión previa en la página web de la IFLA. El documento que aquí se presenta, es tan solo una reseña de las experiencias bibliotecológicas de más relevancia hasta este momento, en relación al desarrollo de colecciones electrónicas. Historia Después de la Conferencia de Estambul en 1995, la Sección de Adquisición e Intercambios cambio su nombre a Sección de Adquisiciones y Desarrollo de Colecciones, y se estableció como tal en 1996. Durante la sesión intermedia del Comité Permanente en Boloña, febrero del 2005, el Comité reconoció la necesidad de desarrollar una publicación, originalmente prevista como un manual, acerca de recursos electrónicos en las bibliotecas. La creación de una guía más práctica para bibliotecarios y administradores, evolucionó a partir de discusiones subsiguientes a la propuesta original. Esta versión de la Guía es el resultado de numerosas presentaciones y reuniones realizadas en años recientes. Alcance Este documento está destinado a ser utilizado por las bibliotecas de todo el mundo independientemente de su experiencia en el manejo con los medios electrónicos y con independencia de la orientación a servicios (ej. académica, pública). El documento está dispuesto en cuatro amplias secciones, cada una de ellas se enfoca en un punto clave u objetivo particular del proceso del manejo de recursos electrónicos en las bibliotecas: desarrollo de colecciones, selección y evaluación, derecho de uso, y evaluación/renovación. Existe un apéndice dentro del documento que provee una definición de términos, así como una lista de fuentes. Este documento no incluye el proceso de adquisición, envió y gestión de acceso, promoción de recursos, dispositivos de lectura, o capacitación y apoyo al usuario. Como siguiente paso, el Comité Permanente pretende examinar la posibilidad de producir y publicar una guía alterna que cubra estos aspectos del manejo de recursos electrónicos dentro de las bibliotecas. Es de aclararse, que no se han tomado en cuenta en este documento, la selección de contenidos de la colección de la biblioteca para su digitalización.

Autor(es): Por Sharon Johnson, con Ole Gunnar Evensen, Julia Gelfand, Glenda Lammers, Lynn Sipe y Nadia Zilper. Editado por miembros del Comité de Adquisiciones y Desarrollo de Colecciones, incluyendo Jérôme Fronty, Joseph Hafner, Judy Mansfield, Ann Okerson y Regine Schmolling. Traducción al español, Helen Ladrón de Guevara Cox. IFLA.


11 jul. 2016

The Protolib Project : researching and reimagining library environments at the University of Cambridge.



Protolib, literally prototyping libraries, set out to explore new models for library spaces at locations across the University of Cambridge. The project involved the creation and regular iteration of a range of prototype library environments over a period of several months. A large volume of data was collected from a variety of user experience research methods including ethnographic observation, behavioural mapping, short and in-depth interviews, and graffiti walls. During the project's analysis phase several key findings emerged: the discovery of a hierarchy of working activities; the importance of the provision of library spaces offering different degrees of intensity; and a set of specific design suggestions.
Although Protolib's findings specifically focus on libraries at the University of Cambridge they are likely to be relevant and applicable to other libraries in the Higher Education sector.
Andy Priestner, David Marshall and Modern Human – April 2016

29 jun. 2016

Cómo utilizan los usuarios las bibliotecas y sus sentimientos sobre el papel que desempeñan las bibliotecas en sus vidas y en sus comunidades


Investigación de Pew Research de una encuesta de opinión pública sobre como los estadounidenses utilizan las bibliotecas y sus sentimientos sobre el papel que desempeñan las bibliotecas en sus vidas y en sus comunidades. Los nuevos hallazgos ponen de relieve las últimas tendencias de uso de la biblioteca, lectura de libros, e ideas que tienen los estadounidenses de que sus bibliotecas ofrezcan servicios educativos orientados a la comunidad.
  • La gente piensa que las bibliotecas son importantes, especialmente para las comunidades
  • La gente le gustan los bibliotecarios y les ve con confianza
  • La gente piensa que las bibliotecas son muy importantes para las personas con pocos recursos
  • La gente cree que las bibliotecas han reimaginado a sí mismas como centros de tecnología
  • La gente todavía leen libros
Las últimas estadísticas de lectura de libros
El adulto estadounidense leyó 4 libros en los últimos 12 meses (mediana) –La media de lectura es de 12 libros al año (media).. Se da un descenso en la lectura entre 2011 y 2016 (de 79 a 73)y también una cañida ligera de lecturas en formato impreso (desde 71 a 65). Con un aumento en la lectura de formatos digitales desde 2011 (17%) a un 28% de libros leídos en formato digital en 2016.
Uso de la biblioteca
En cuanto a las veces que visitan la biblioteca durante 2016 se da un repunte respecto a los años anteriores con un ligero aumento, aunque la cifra de vistas anuales a la bibliotecas en 5 puntos porcentuales menos que en 2011. Las bibliotecas se están reimaginando ofreciendo servicios presenciales a sus comunidades, especialmente espacios de aprendizaje que no puede ofrecer el espacio virtual. Esto hace que las personas vuelvan a visitar sus bibliotecas, como un espacio comunitario común donde intercambiar experiencias y reforzar el concepto de comunidad.
Nivel de confianza en la biblioteca
Preguntados sobre el impacto que tendría si cerrara la biblioteca de su comunidad, un 94% considera que sería negativo o muy negativo para su comunidad, respecto al impacto personal en su familia o sobre su propia persona hay una división de opiniones, un 22% dice que sería muy importante, un 33% que importante y un 33% que no tendría ningún impacto.



Informe completo en: Universo abierto